DEJANOS TU MENSAJE
Inicio / ECONOMIA / El acuerdo con el FMI propone bajar el déficit: dónde se hará el recorte del gasto

El acuerdo con el FMI propone bajar el déficit: dónde se hará el recorte del gasto

El Gobierno aseguró que no habrá una reducción del gasto público, pero, a la vez, se comprometió en reducir el rojo fiscal. Cómo se ajustará el presupuesto.

El acuerdo con el FMI propone bajar el déficit: dónde se hará el recorte del gastoEl ministro de Economía, Martín Guzmán, tendrá que afinar los números de la economía para cumplir con las metas que acordó con el FMI.

Este viernes, el Gobierno anunció un principio de acuerdo con el FMI. Aunque los equipos seguirán trabajando en el plano técnico, el entendimiento está encaminado.

El presidente Alberto Fernández y el ministro Martín Guzmán aseguraron que el nuevo programa no implicará un ajuste. Sin embargo, la Argentina se comprometió con el organismo multilateral a un sendero de gradual reducción del déficit fiscal, que cerró 2021 en 3%.

El camino propuesto implica las siguientes metas nominales:

Finalizar 2022 con un déficit fiscal equivalente al 2,5% del PBI.
Bajar a 1,9% en 2023.
Arribar a 0,9% a fin de 2024.
Se estima que en 2025 llegaría el equilibrio fiscal.
El Gobierno aseguró que la reducción no tendrá que ver con un ajuste de la inversión pública (en obras, en ciencia y en gasto social).

Menos subsidios a la energía

El FMI apuntó a la necesidad de reducir las erogaciones en subsidios, algo que el propio Martín Guzmán había planteado en el rechazado presupuesto 2022. De hecho, el Gobierno ya anunció una suba de tarifas del 20% para este año y está en pleno proceso de audiencias públicas.

El FMI aseguró que será fundamental reducir el gasto en subsidios energéticos.

Con lo que se sabe hasta ahora, economistas consultados coincidieron en que el ajuste del gasto se focalizará en los subsidios energéticos.

“Es un sendero fiscal que podría darse. Me parece que la variable de ajuste van a ser los subsidios. Por ahora, el mayor candidato son los subsidios energéticos, pero seguramente se sumen algunos más”, apuntó Federico Furiase, economista de Anker.

A su turno, Guido Lorenzo, director ejecutivo de la consultora LCG, consideró que siempre es un desafío para la Argentina hacer una reducción del gasto público, ya sea en un año electoral o no.

“Creo que el ajuste va a ser vía subsidios. Se habló de una reorientación del gasto público, que me parece que implica precisamente eso: menos subsidios energéticos y al transporte. Y más obra pública, con un crecimiento en la recaudación porque Guzmán dijo que no iba a haber ajuste en el gasto real”, puntualizó el economista.

Luego de negociaciones que demoraron más de un año, el presidente Alberto Fernández anunció un entendimiento con el FMI, conducido por Kristalina Georgieva.

Por su parte, la economista jefe de Equilibra, Lorena Giorgio, afirmó: “El Gobierno insiste con que la consolidación fiscal estará impulsada por el crecimiento económico y la mayor recaudación producto de una fiscalización más eficiente, pero no queda claro que la economía tenga mucho margen para sortear la restricción cambiaria, acumular reservas, y encima crecer al 3%, como contempló el FMI en su actualización de proyecciones de esta semana”.

En ese sentido, sostuvo: “El gasto real debería recortarse, a menos que el crecimiento de la economía sea mucho más alto de lo que espera el consenso de mercado. En particular, las tarifas de electricidad deberían subir bastante por encima de la inflación para el segmento de la población de mayores ingresos”.

María Castiglioni, socia de C&T Asesores económicos, coincidió: “Probablemente, el ajuste venga por el aumento de tarifas. No está claro el número, porque lo que se anunció hasta ahora no implica necesariamente una reducción en el gasto en subsidios a la energía y el gas, que es uno de los rubros que más aumentó el gasto entre 2019 y 2021″.

Qué pasará con las jubilaciones

Tanto Guzmán como Fernández hicieron hincapié en que no habrá un recorte en el gasto en jubilaciones. Y el FMI reconoció la necesidad del gasto social focalizado.

Para Fernando Baer, economista de Quantum Finanzas, es posible que el gasto previsional se licúe si la inflación se mantiene alta. Ese ahorro se sumaría al ajuste en subsidios.

“Probablemente, la variable de mayor incidencia, que es el gasto en seguridad social, va a ser la que ajuste más. En un contexto de inflación alta, que se acelera, y jubilaciones que se ajustan mirando el espejo retrovisor, ahí puede haber alguna ganancia nominal que les permita cumplir la meta”, opinó.

Sobre este punto, Castiglioni añadió: “Entre 2019 y 2021, el gasto público aumentó en 2,8 puntos del PBI. La reducción de las jubilaciones le ahorraron medio punto del PBI al Estado. El gran desafío es qué pasará con las jubilaciones si la inflación se mantiene. Ahora bien, aunque algo se puede recortar, lo cierto es que bajar gasto social tendría un costo político muy grande”.

Compruebe también

El Gobierno llamó a los laboratorios a “corregir” los aumentos de precios de los medicamentos

El Gobierno llamó a los laboratorios a “corregir” los aumentos de precios de los medicamentos

La Secretaría de Comercio detectó sobreprecios en los medicamentos. “Vamos a revisar sus planes de …

Desde Anses aseguran que la fórmula de Macri «hizo que los jubilados perdieran 20 puntos»

Desde Anses aseguran que la fórmula de Macri «hizo que los jubilados perdieran 20 puntos»

Así lo afirmó la directora de Anses, Fernanda Raverta, quien añadió que la fórmula implementada …

Dejanos tu comentario